El Consejo de Ministros ha aprobado en su reunión de 27 de julio de 2018, a propuesta de la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, el Plan Director por un Trabajo Digno 2018-2020, cuyo objetivo es luchar contra la precariedad y mejorar la calidad del empleo y las condiciones de trabajo. “En definitiva lo que pretende este Plan, según ha destacado la ministra, es recuperar los derechos laborales perdidos por los trabajadores en los años de crisis económica”.

La titular de Trabajo ha explicado que el Plan se dirige “contra aquellas empresas que incumplen la normativa laboral y de Seguridad Social vigente, lo que provoca una merma en la competitividad y productividad de la economía española, y ataca los derechos fundamentales de los trabajadores”.

Hay dos Planes de choque previstos, uno contra el fraude en la contratación temporal y otro contra la utilización irregular de la contratación a tiempo parcial, con el fin de conseguir la regularización de situaciones fraudulentas detectadas. Aunque las medidas serán implementadas en el corto y medio plazo, ambos planes disponen de acciones inmediatas en sus ámbitos de actuación, que comienza el 1 de agosto hasta el 31 de diciembre.

Dentro de las denominadas medidas operativas del plan, en el punto nº 8, existe una medida operativa denominada como: Reforzar las actuaciones para reducir la accidentalidad y morbilidad laboral, que a su vez, se subdivide en varias medidas de acción concretas. Se trata de acciones que descansan en aquellas actuaciones que desde el punto de vista de la prevención, tienen una clara deriva en la conculcación de los derechos fundamnetales de los/las trabajadores/as.

MAGDALENA VALERIO